Ruptura de Puente Térmico

Eficiencia y ahorro energético en sistemas de carpintería de aluminio.

La Ruptura de Puente Térmico (R.P.T.), en los perfiles de aluminio, permite un efectivo y real ahorro de energía. Las líneas con R.P.T., utilizadas en la construcción de cerramientos, son sinónimo de alta prestación y de mejoramiento en la calidad de vida.

Las aberturas, además de ser herméticas y estancas al agua y al aire, tienen otras propiedades intrínsecas como proteger y aislar el interior de las variaciones de temperatura y del ruido exterior.

La aislación térmica de una abertura depende de:

• Grado de permeabilidad al aire: una ventana debe ser hermética y mantener temperaturas interiores constantes. Cualquier pérdida o infiltración detectada a través de sus juntas debe ser solucionada.
• Tipo de vidrio utilizado: generalmente la mayor superficie expuesta de una abertura corresponde al vidrio. Si se cambia un vidrio simple por doble vidriado hermético, se obtiene una mejora notable en las condiciones de habitabilidad.
• Tipo de perfil empleado: en perfiles sin R.P.T. se produce una rápida conducción de energía a través de las paredes metálicas. Al utilizar perfiles con R.P.T. se minimiza esta conducción.

¿Cómo es un perfil con Ruptura de Puente Térmico?

Un perfil con R.P.T. está compuesto por:
• un perfil de aluminio exterior.
• uno interior.
• elementos aislantes que los vinculan.

El elemento aislante utilizado, en casi todo el mundo, consiste en varillas de poliamida 6.6 con 25 % de fibra de vidrio.
Los perfiles y el aislante se vinculan rígidamente mediante un proceso mecánico, lográndose un perfil monolítico que puede cortarse, mecanizarse y recibir tratamiento superficial de pintura o anodizado.

¿Qué se obtiene con la Ruptura de Puente Térmico?

La R.P.T permite un efectivo ahorro energético, disminuye las emisiones de CO2, a la atmósfera, reduce costos de calefacción y refrigeración y mejora la calidad de vida.
También minimiza la posibilidad de condensación interior ya que gracias a la aislación que producen las varillas de poliamida, la temperatura del perfil interior es más alta que en el caso de perfiles fríos. Salvo condiciones extremas de humedad interior, no se dan las condiciones para que se produzca condensación.
Es posible obtener aberturas bicolores porque al estar formados por dos perfiles diferentes, uno interior y otro exterior, éstos pueden recibir tratamientos superficiales diferenciados tanto en color como en terminación.